Sí, la curiosidad ha podido

Cuando acabó la temporada 11 de Anatomía de Grey, y ante la decepción por el final, me prometí que la dejaría a un lado durante un tiempo. Pensé que Shonda Rhimes se había pasado al fulminar de una forma tan drástica a Derek Shepherd, sin apenas dejar la opción de que volviera de forma muy esporádica (aunque fuera un capítulo de vez en cuando).

Pero he de confesar que no he podido evitarlo, y esta semana he visto los cinco primeros capítulos de la nueva temporada. Lo reconozco: la curiosidad por saber cómo afrontaría Meredith su papel de viuda, y si habría vida más allá de Mr Dreamy, han podido conmigo.

(Atención, spoilers)

Hay que reconocer que los primeros capítulos eran un poco de esperar: ella asume su papel de viuda resignada, y la vida sigue igual. Cada uno con sus problemas y asuntos.

Pero el puntazo al más puro estilo Shonda llega en el quinto capítulo con la aparición de Penny, la médico que atendió a Derek en el último capítulo de la temporada pasada. Rhimes ha conseguido jugar con la pena para crear un triángulo entre Amelia, Meredith (hermana y viuda que todavía tienen el dolor por haber perdido a un ser querido) y Penny, la doctora que hizo todo lo que estaba en su mano.

Shonda sabía que la muerte de Derek conllevaría el descenso de audiencia de su buque insignia, por lo que ha sabido tocar la tecla necesaria para que no se produjera esa bajada tan drástica de seguidores. Y visto el resultado del capítulo 12 x 05, parece que ese “dos contra una” va a dar de qué hablar durante toda la temporada.

La cuestión es: ¿hasta cuando va a durar ese triángulo?. Soy de las que piensan que la serie debería haber terminado en la temporada 10 (por lo menos), ya que la serie ha entrado un poco en bucle. El argumento siempre es el mismo, algunas tramas ya son más moralistas que interesantes (como es el caso de Miranda Bailey y su lucha por ser una buena jefa), y los nuevos internos son más torpes y no tienen el mismo interés que cuando entraron Meredith y compañía al principio de la serie o Jo Wilson y Sephanie Edwards. 

Con todo esto, creo que Shonda Rhimes debería no estirar más la serie y, por lo menos, dejar un buen sabor de boca entre los seguidores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s