Archivo de la etiqueta: amc

Las peores series de 2016

Queda poco más de una semana para que acabe el año y ya va siendo hora de hacer un pequeño repaso por las series que hemos visto a lo largo de 2016. Dedicaremos varios posts al tema, ya que hay ficciones que han gustado y otras no tanto.

Comenzamos por las peores series de 2016. Hay que reconocer que las series viven a día de hoy, y desde hace unos años, su época dorada. Tenemos una historia que podemos seguir en capítulos con una duración aceptable (45 minutos, una hora como mucho). Pero hay casos y casos. Unas veces se ha creado una gran expectativa sobre la historia y su creador y otras la historia ha sido un gran chasco.

Outcast

Para quienes no la conozcan mucho, se trata de una adaptación del comic de Robert Kirkman que el propio autor ha llevado a la televisión. Uno de los principales problemas que plantea la serie es que al propio Kirkman le gusta dilatar las tramas, hasta el punto de que llega a ser soporífera. Aunque el punto de partida llega a ser interesante, no llega un momento en el que no se sabe a donde quiere llegar.

Conviction

El hecho de que se cancelara tras una temporada en el aire ya da una idea de que no continuaba. A los pobres datos de audiencia hay que sumar el hecho de que la trama no era muy creíble que digamos. La historia comienza con un favor para crear una unidad especial que revise los casos de sentencias erróneas, lo que da a entender que la serie no da para más.

Notorious

Todavía no hay confirmación oficial, pero el hecho de que ABC haya reducido su primera temporada de 13 a 10 episodios ya da una idea de que la serie no está dando los resultados que se esperaba. Las bajas audiencias en sus primeros episodios, la convierten en uno de los peores estrenos de la temporada. Basada en hechos reales, narra la historia de Julia George y Jake Gregorian (periodista y abogado) que se toman la justicia, y los medios, en sus manos para resolver casos.

Bull

Protagonizada por Michael Weatherly (NCIS), narra la historia del Dr Jason Bull quien, a través de la combinación de psicología, intuición y sus habilidades con las nuevas tecnologías, es capaz de conocer a los miembros del jurado, abogados, fiscales y testigos. A primera vista parece interesante, pero ¿cuál es el fallo? Cada capítulo es exactamente igual que el anterior. Lo único que cambia es el motivo del juicio y los actores. No hay nada interesante más allá del primer capítulo.

Expediente X

Ya lo dije en su momento: el hecho de hacer un revival de las series de hace veinte o treinta años no es bueno. Expediente X es u claro ejemplo de que hay cosas que es mejor dejarlas en el baúl de los recuerdos y recurrir a ellos a través de la memoria colectiva. Pero no llevarlas otra vez a la televisión. Ni aunque fuera en una miniserie de seis capítulos.

The Walking Dead

Sin duda la séptima temporada ha sido la más decepcionante para el público. Por mucho que la audiencia diga que se trata de una serie que narra la supervivencia, FOX ha estirado demasiado el chicle de esta ficción, haciendo que haya caído en algo repetitivo. ¿Comodidad? ¿Falta de capacidad a la hora de crear más tramas? No lo se, pero ya va siendo hora de que se ponga punto y final.

Crisis in six Scenes

Desde que Woody Allen abandonó Nueva York para rodar en otras ciudades (Londres, París, Barcelona), el director americano ha perdido su encanto a la hora de crear ficciones. Aunque para muchos, el hecho de encasillarse en un mismo personaje, o una ciudad, los convierte en aburridos, Allen supo aprovechar los recursos que le daba la Gran Manzana. Pero lo dicho, fue dejarla y no ser el mismo. Se podría decir que su paso por la pequeña pantalla ha sido un fiasco total, hasta el punto de que el directo ha reconocido que fue un error rodar la serie.

El universo Mad men ya es historia.

Después de ocho años, Mad men ha llegado a su fin. A partir de ahora, permanecerá en el recuerdo colectivo de los seriéfilos junto con otras series igual de importantes, en influyentes, como Los Soprano o Breaking Bad.

Una vez que la serie llegó a su fin, muchos se preguntarán: “Y ahora, ¿qué?”. Porque Mad Men es de esas series que dejan un gran vacío en la legión de seguidores que ha estado pegado a la televisión desde que AMC emitiera su primer capítulo aquel 19 de julio de 2007.

Hay que agradecerle a Matthew Weiner que en el último capítulo nos permitiera despedirnos de cada uno de los personajes que nos han acompañado durante todo este tiempo. De esta forma, sabríamos que a todos ellos les iría bien. También es loable que haya sabido darle un final digno a la serie, consiguiendo que el espectador esboce una sonrisa melancólica.

Un final que ha respondido a la filosofía que ha marcado a Mad Men a lo largo de todo este tiempo: unir a Don con la publicidad. Sin duda, los dos ingredientes que han sabido combinarse sin perder su esencia.

Mad Men llega a su fin

Mad menCon el mes de abril, llegan las nuevas temporadas, los estrenos de series y el final de otras que nos han estado acompañando los últimos años. Mad Men se incluye dentro de este último grupo.

Y es que hoy, 5 de abril, llega la segunda tanda de episodios de la séptima temporada de esta mítica serie. A lo largo de las próximas siete semanas, conoceremos el desenlace del equipo de Sterling, Cooper, Draper & Pryce. 

Esta última tanda de capítulos, trae una novedad. Durante las siete temporadas hemos estado acostumbrados a que los capítulos duren una media de 47 minutos pero, según ha confirmado Matthew Wimer, el creador de la serie, el capítulo final será de una hora, mientras que el penúltimo capítulo durará cinco minutos más de lo normal.

Ahora que Mad Men llega a su fin, os mostramos una serie de curiosidades que quizás no sabíais:

– Para el papel de Don Draper, se había pensado en Peter Herman. Pero tras siete lecturas del guión, Jon Hamm consiguió el papel. La confianza de Matthew Wimer en él, ayudó un poco más.

Elizabeth Moss y January Jones se presentaron al casting para poder interpretar a Peggy Olson. Al final la primera se llevó el papel, mientras que la segunda interpretó a Betty Draper, la primera mujer de Don. Cristina Hendricks fue al casting, algo que no agencia no quería, y se presentó para el papel de Midge Daniels, la amante de Don.

– Una de las preguntas que se hace la gente es en quien se han basado los creadores de una serie para crear al protagonista. Matthew Weimer afirma que Don Drapper es un personaje 100% inventado. Sólo cogió el nombre de un publicista de los cincuenta (Draper Daniels) que se hizo famoso por sus campañas publicitarias sobre Marlboro.