Archivo de la etiqueta: opinión

Y tú, ¿cuanto tardas en ver una serie?

Ésta pregunta llevo haciéndomela varios días. Todo empezó cuando entré en un grupo de Facebook dedicado al mundo de las series, en el que la gente opina sobre las que ha visto, y en el que publican noticias sobre renovaciones, cancelaciones y demás temas que tienen que ver con el mundo de la pequeña pantalla.

Y no se si es que mis días son de 12 horas, o el del resto del mundo son de 48, pero me he dado cuenta de que hay quien cada semana / dos semanas ha visto una serie completa, o se ha puesto al día con ella, porque cada x tiempo publica lo que está visionando en ese momento. Y ahí es cuando me hice la pregunta con la que empiezo el artículo.

La cosa no queda ahí, sino que también les da para desmenuzar cada uno de los capítulos, comentando lo que ha pasado , crear teorías sobre lo que ha sucedido o podría suceder (por favor, evitad los spoilers), etc.

En mi caso, suelo ir a capítulo por día. Me gusta saborear cada segundo del episodio, metiéndome en la trama, en lo que le sucede al personaje y su entorno. Para mí es importante conocerlos; saber cómo piensan, su forma de ser y de actuar y de comportarse ante todas y cada una de las situaciones. Es como más las disfruto. Al fin y al cabo, es como dicen en éste artículo de Reino de Series:  “no están haciendo su trabajo si no nos entretienen”

Es raro que una serie me dure en torno al mes y medio / dos meses. A no ser que sea una serie corta (tres y cuatro temporadas a como máximo), y que los capítulos ronden los 20 minutos, por norma general suelo ver una serie en cinco o seis meses. También es verdad que me gusta visionar todas aquellas series que ya acabaron, ya que esos parones navideños, o los meses de espera entre una temporada y otra, hacen que pierda el hilo.

Así que no te preocupes por si tardas más en ver una serie que el resto de los mortales. Tan sólo dedícate a disfrutarla, porque puede convertirse en tu serie favorita.

Sí, la curiosidad ha podido

Cuando acabó la temporada 11 de Anatomía de Grey, y ante la decepción por el final, me prometí que la dejaría a un lado durante un tiempo. Pensé que Shonda Rhimes se había pasado al fulminar de una forma tan drástica a Derek Shepherd, sin apenas dejar la opción de que volviera de forma muy esporádica (aunque fuera un capítulo de vez en cuando).

Pero he de confesar que no he podido evitarlo, y esta semana he visto los cinco primeros capítulos de la nueva temporada. Lo reconozco: la curiosidad por saber cómo afrontaría Meredith su papel de viuda, y si habría vida más allá de Mr Dreamy, han podido conmigo.

(Atención, spoilers)

Hay que reconocer que los primeros capítulos eran un poco de esperar: ella asume su papel de viuda resignada, y la vida sigue igual. Cada uno con sus problemas y asuntos.

Pero el puntazo al más puro estilo Shonda llega en el quinto capítulo con la aparición de Penny, la médico que atendió a Derek en el último capítulo de la temporada pasada. Rhimes ha conseguido jugar con la pena para crear un triángulo entre Amelia, Meredith (hermana y viuda que todavía tienen el dolor por haber perdido a un ser querido) y Penny, la doctora que hizo todo lo que estaba en su mano.

Shonda sabía que la muerte de Derek conllevaría el descenso de audiencia de su buque insignia, por lo que ha sabido tocar la tecla necesaria para que no se produjera esa bajada tan drástica de seguidores. Y visto el resultado del capítulo 12 x 05, parece que ese “dos contra una” va a dar de qué hablar durante toda la temporada.

La cuestión es: ¿hasta cuando va a durar ese triángulo?. Soy de las que piensan que la serie debería haber terminado en la temporada 10 (por lo menos), ya que la serie ha entrado un poco en bucle. El argumento siempre es el mismo, algunas tramas ya son más moralistas que interesantes (como es el caso de Miranda Bailey y su lucha por ser una buena jefa), y los nuevos internos son más torpes y no tienen el mismo interés que cuando entraron Meredith y compañía al principio de la serie o Jo Wilson y Sephanie Edwards. 

Con todo esto, creo que Shonda Rhimes debería no estirar más la serie y, por lo menos, dejar un buen sabor de boca entre los seguidores

Vuelven los remakes. ¿Hay escasez de ideas?

Hace unos días, los creadores de McGiver confirmaron que se va a realizar un remake de la mítica serie protagonizada por Richard Dean Anderon. De esta forma, se une a la lista de series que tendrán una versión más moderna (como es el caso de Full House, El Equipo A o El príncipe de Bel Air entre otras). De momento se desconoce el reparto y si el propio Anderson intervendrá en el remake.

Después de ver que en los últimos meses salen noticias sobre hacer una versión de las series de hace 25 o 30 años, me saltaron las dudas. ¿En serio es necesario hacer un remake? ¿Están las cadenas de TV americanas de capa caída? ¿A qué se debe la escasez de ideas a la hora de poner en marcha algo por el estilo?

Sinceramente, el tema nunca lo he visto con buenos ojos. Las series que veíamos cuando eramos niños o adolescentes tuvieron su momento. Incluso nos gustaban las hitorietas que contaban. Pero, no es lo mismo verla cuando la estrenaron que pasados unos cuantos años y las ves con otros ojos.

Eso es lo que me pasó, por ejemplo, con dos series: la americana Full House, que me pilló en plena niñez, y Compañeros, una de las muchas series españolas que vi en mi adolescencia. En su momento me encantaban: ambas las vi desde el principio hasta el final, y todas las semanas me sentaba frente a la tele dispuesta a ver qué les sucedería a los personajes. Un buen día, no hace mucho, se me ocurrió ver un capítulo de cada una y ya no me parecía tan interesante como antaño. Me parecieron bastante buenistas, como si todos vivieran en un mundo casi perfecto.

Independientemente de las experiencias personales que tengamos reviviendo las series del pasado, a nivel comercial ya hay casos de remake ha sido todo un fiasco. Y ejemplos hay algunos.

¿Os acordáis de V? Sí, esa serie de lagartos en la que uno de los personajes se comía una rata. En 2009 hicieron una versión de ella y que, tras dos temporadas, la cancelaron debido a sus malos resultados (mucho tardaron)

Vayamos ahora con Cheers y Las chicas de oro. En España tuvieron la fantástica idea (ejem) de hacer una versión patria de estas dos míticas series hará unos cinco años.¿Funcionaron? No. En el caso de Las chicas de oro, por mucho que incluyeran en el reparto a grandes actrices como Lola Herrera, Concha Velasco o Carmen Maura, la versión española no cuajó y la cancelaron después de una más que discreta temporada. Y en el caso de Cheers, más de lo mismo. Sólo nos acordamos de quien actuó en la versión que hizo Telecinco si acudimos a páginas como Filmaffinity,

Muchos dirán que hay otras series como Hawaii 5.0 o Battlestar Gallactica han tenido éxito en las versiones más modernas. Pero si ponemos en una balanza los éxitos y los fracasos de los remakes, obviamente los fracasos ganan por su propio peso.

Así que es mejor que las series del pasado, por mucho éxito que tuvieran en su momento, es mejor dejarlas en el baúl de los recuerdos.